El deporte femenino sólo ocupa el 3,4% del espacio mediático

La información deportiva femenina es muy escasa en los diferentes medios de comunicación, fundamentalmente en televisión y prensa escrita. Solo en aquellas ocasiones en las que los éxitos del deporte femenino son muy importantes se realiza una atención mediática a los mismos, pero a través de un tratamiento que suele ocupar menor tiempo y valor que cuando se tratan los éxitos de los hombres.

Así, lo constatan las conclusiones del Estudio sobre género y deporte en televisión, que el Consejo Audiovisual de Andalucía publicó en 2008. Entre las cifras que arroja el estudio se puede destacar la siguiente: solo el 3,4% del tiempo de noticias deportivas  retransmitido se dedicó al deporte practicado por mujeres; el 96,59%, al masculino. Este trabajo no solo contempla las noticias de los telediarios; respecto a las retransmisiones deportivas, únicamente el 7,5% del tiempo total lo fueron de  deporte practicado por mujeres y otro 2%, de deporte mixto. El deporte practicado por mujeres en programas deportivos ocupó el 5% del total.

 Todo ello a pesar de que la práctica del deporte femenino ha experimentado un crecimiento importante en las últimas décadas, y que en la actualidad se organizan más campeonatos deportivos femeninos de los que aparecen en los medios de comunicación.

De hecho, tal como afirma Eugenia Ibáñez en su artículo ‘Prensa deportiva:¿Seguiremos igual?’ es una realidad que se ha constadado en los Juegos Olímpicos de Londres y más recientemente en los Mundiales de Natación de Barcelona de este verano

De esta forma, no es exagerado apuntar que los mass media  prescinden de la información deportiva femenina aduciendo, entre otras excusas, una falta de interés de la audiencia, a pesar de que los éxitos del deporte femenino español pueden ser perfectamente equiparables a los del deporte masculino. Pero los que apuntan este argumento se olvidan de otro no menos importante: los medios de comunicación ayudan a conformar la opinión pública, influyen sobre la percepción de la audiencia respecto a los asuntos importantes y los que no lo son, de manera que, para la sociedad, solo el deporte practicado por hombres es importante; esta percepción perjudica gravemente los intereses de las niñas y adolescentes, ya que no encuentran modelos de referencia y de éxito que las animarían a hacer deporte.

Con un simple análisis de la situación, se observa que el tratamiento que los medios de comunicación dan al deporte femenino suele estar impregnado de estereotipos de género y la información tiende a resaltar más a la mujer que a la deportista.

Esta tendencia se sustenta, sobre todo, en la ausencia de una formación con perspectiva de género en los y las profesionales de la comunicación. Una carestía que se materializa en la utilización de un lenguaje sexista en la información deportiva que se caracteriza por la invisibilidad y el estereotipo, una identificación femenina nula o distorsionada, la aplicación de una mirada androcéntrica a los temas y su tratamiento, una subordinación temática, sintáctica y simbólica de las mujeres y una banalización u ocultación de sus actuaciones, logros y declaraciones.

Informa: Rocío Domínguez Cejudo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s